Adele, el número uno o nada

Adele se ha convertido, con dos discos en el mercado, en una de las artistas de la década. Su último disco, 21, ha pulverizado todos los récords y las ventas de sus singles no parece que vayan a  caer del ránking en mucho tiempo. ¿Cómo lo ha conseguido? Talento y mucho trabajo. Y dándolo todo para conseguir el número uno rozando la ambición y riesgos para la salud.

A principios del 2011 aparecieron los primeros problemas de voz para la cantante pero se negó a parar la promoción de su disco. No fue hasta octubre cuando perdió la voz totalmente cuando se vió obligada a acudir al mejor especialista del mundo, que le diagnosticó un pólipo. Tras ser operada y con una “baja” de cuatro meses, Adele tuvo que suspender su gira. Por suerte, 21 ya era todo un éxito mundial.

Pese a su imagen de niña buena, algunos opinan que la británica tiene constantes cambios de humor y siempre está crispada. El pasado abril visitó Madrid para ofrecer un concierto en La Riviera y los medios convocados no se llevaron una buena impresión de la actitud de Adele. Nadie consiguió hablar con ella aunque la definieron como “engreída y distante”.

Todo aquello que afecta a Adele pasa por un control que en muchas ocasiones realiza ella misma. Ella fue la encargada de enviar una corrección a un periódico que había publicado que España era uno de los 17 países en los que Adele había llegado al número uno de ventas. “Ojalá”, se lamentaba Adele.

Sean verdad o mentira todos estos rumores, no se le puede negar a Adele todo el trabajo y el talento que le hen permitido convertirse en una gran cantante con tan sólo 21 años.

Fuente | El País

Más sobre Famosos y Corazón:

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *