Angelina Jolie, mediadora de la paz en su propia casa

Todos conocemos el lado más caritativo de Angelina Jolie. Lo que no sabíamos es que también lucha por la paz en su propia casa. Aún no ha habido ningún problema familiar pero como es mejor prevenir que curar, la actriz quiere evitar que surja cualquier disputa entre sus hijos debido a su diversidad cultural.

Criar a seis hijos no tiene que ser fácil. Cuando uno quiere jugar, otro quiere dormir y el otro quiere ver la tele. Pero eso no es lo que preocupa a Angelina. La protagonista de Salt no quiere que existan conflictos por la mezcla de nacionalidades que hay entre sus hijos pero Jolie se guarda un as bajo la manga.

La actriz ha aprovechado su participación el segunda parte de la película Kung Fu Panda, doblando a uno de los personajes, para hablar de este tema en casa. La película habla de las adopciones y de las familias no tradicionales. “Me preguntaba como responderían los niños a la trama y Brad y yo estábamos en alerta por si surgía una gran discusión en casa”.

Finalmente no hubo ningún drama familiar ya que aseguran que en casa hablan constantemente sobre el tema de adopciones. “Hemos tenido esta conversación muchas veces y son discusiones felices y maravillosas”. Recordemos que entre los seis hijos de la pareja se mezclan cinco nacionalidades. De los adoptados, Maddox es de Camboya, Pax es vietnamita y Zahara es de Etiopía. De sus hijos biológicos, los gemelos Knox y Vivienne son estadounidenses y shiloh conserva la nacionalidad de Namíbia ya que nació allí.

Los niños adoran a su madre pero por lo visto le ha salido un duro competidor. La prole de Brangelina prefieren a Jack Black, compañero de reparto de Angelina en Kung Fu Panda. “Jack Black siempre es más guay que mamá”.

Más sobre Famosos y Corazón:

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *