La noche de fiesta que casi mata al ex de Amy Winehouse

Algo les pasa a las estrellas de Hollywood y del mundo de la farándula. Y es que muertes como la de Amy Winehouse, que dejó con la boca abierta a medio mundo, son algo más habitual de lo que deberían ser.

Claro, que cuando descubrimos a qué se dedican muchas de estas estrellas, se comprende todo mejor. La fatalidad ha estado a punto de llevarse por delante a Blake Fielder-Civil, el ex de Amy Winehouse. Bueno, más que la fatalidad, deberíamos decir que los culpables han sido sus excesos.

Y es que Blake Fielder-Civil, que todavía no está fuera de peligro y se debate entre la vida y la muerte, fue hallado en la cama por su pareja, tras consumir una gran cantidad de alcohol y drogas. Ella misma lo cuenta así:  «a la mañana siguiente fui a despertarle, escuché un horrible y agonizante sonido. Miré a mi alrededor y vi a Blake ahí tumbado, completamente gris. Sus ojos estaban en blanco y su boca sellada».

Sin duda, una imagen muy desagradable, que confirmaba lo peor: se tragó la lengua y estaba ahogado en su propio vómito, aunque los servicios de emergencias pudieron recuperarle hasta llegar al hospital, donde se dieron cuenta de que tiene daños en muchos órganos, por lo que le indujeron el coma.

Por el momento, la situación sigue siendo muy complicada, y como dice su chica: «los médicos no tienen un pronóstico seguro. Han dicho que le provocaron el coma para ayudarle. Rezo para que sobreviva pero también me preparo por si no llegara a despertar nunca».

Vía| Abc

Más sobre Famosos y Corazón:

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *