Desveladas las causas de la muerte de Amy Winehouse

La muerte de Amy Winehouse fue una de esas noticias que conmocionó a todo el mundo, por lo inesperado de la noticia y por lo joven que era Amy. Sin embargo, el fallecimiento de la cantante estuvo siempre lleno de polémica, por lo que tras su muerte se ha realizado una segunda investigación para aclarar las causas de este triste acontecimiento.

Al parecer, fue el exceso de alcohol lo que acabó con la vida de Amy Winehouse, que confirma las primeras hipótesis que se barajaron tras la muerte de la cantante, fruto de una investigación que fue invalidada puesto que se descubrió que la magistrada que se encargaba de él no estaba lo suficientemente cualificada.

Esta vez ha sido la juez forense Shirley Radcliffe la encargada de la investigación, que ha dejado claro que Amy superaba en cinco veces el nivel de alcohol permitido para ponerse al volante, lo que supone niveles de alcohol altamente peligrosos.

El guardaespaldas de Amy,  Andrew Morris, estuvo con ella viendo vídeos de sus actuaciones «antes de ingerir la cantidad de vodka suficiente para detener su respiración», pero él mismo explicó que la cantante «había estado bebiendo durante todo el día». Esta es la versión del guardaespaldas:  «en un momento ella vino a mi habitación y quería mostrarme sus clips en YouTube. Se notaba que llevaba unas cuantas copas, pero no estaba completamente borracha. Pero nunca se había dedicado a ver sus clips de YouTube antes».

Sin duda, con este capítulo se cierra la historia de la que fue una de las voces más prodigiosas, pero que se vio perdida en una espiral de drogas y alcohol de la que no supo escapar y que la acabaron absorbiendo.

Al menos, su familia podrá tener más claro qué pasó en las últimas horas de la vida de Amy.

Vía| Abc

Más sobre Famosos y Corazón:

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *