El año de Natalie Portman

Todas las quinielas apuntaban a ella y pocas se equivocaron. En la 83ª edición de los Premios Oscars la veterana actriz Natalie Portman se hacía, finalmente, con una estatuilla dorada que alababa su trayectoría como actriz en general y su labor interpretativa en la cinta “El cisne negro”.

El papel de bailarina atormentada le ha reparado muchos premios, procedentes de la crítica cinematográfica y entre los que se encuentran un globo de oro y un fata, dos de los grandes. Pero la película no solo le ha comportado alegrías en el panorama profesional, también en lo personal. Ha sido durante los rodajes de la cinta que ha la actriz ha conocido al que será su futuro marido y padre de su hijo, el coreógrafo Benjamin Millepied.

De hecho, la actriz no podía estar más emocionada cuando subía, embarazadísima pero estupenda en un traje morado de Rodarte, al escenario a recoger su premio. Le faltó agradecer el galardón hasta a mí, que la observaba tras la pantalla del ordenador.

Y culmina por fin la carrera de una actri joven pero ya consagrada, con años de trabajo y reconocimiento a sus espaldas. Tras debutar jovencísima y alcanzar fama con el papel de la Princesa Amidala en “La Guerra de las Galaxias”, poco a poco fue optando a papeles más importantes, entre los que destacan las cintas “V de Vendeta” o “Closer”.

Finalmente le ha llegado el Oscar. Un premio, según algunos, inmerecido. El caso es que este es el año de Natalie Portman: reconocimiento profesional, encontrar al hombre de su vida y prepararse para acunar a lo más bonito que te puede dar la vida, un hijo. Felicidades!

Foto vía | zimbio

Más sobre Famosos y Corazón:

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *