Katy Perry está harta de hacer dieta

Ay chica, y ¿quién no? Estar a dieta es realmente tedioso. Tienes que sucumbir diariamente, y con más frecuencia de la que se piensa, a las tentaciones. ¿Quién quisiera censurar sus instintos alimenticios durante todo el día? Nadie. Pero cuando hay trabajo de por medio hay que tirar de aquello de “para presumir hay que sufrir”.

Y parece que Katy Perry, quien es muy de presumir con lo coqueta que va ella siempre, está sufriendo un montón con el tema de la dieta. La cantante se está preparando para su próxima e inminente gira musical, en la que presentará su último trabajo discográfico, y va que no para. Se tira todo el día de ensayos, de aquí para allá en el escenario, realizando ejercicios de todo tipo para poder aguantar el frenético ritmo que llevará en sus conciertos.

Pero eso no es todo. La chica ha confesado que, tras llegar exhausta de sus ensayos, aún tiene que trabajar más en temas relacionados con la producción de sus espectáculos. Un no parar. La artista, incluso, ha comparado su imparable rutina con la de un artista de élite: “Ni que fuera a irme a las Olimpiadas”, ha dicho.

Eso sí, Katy está luchando por mantener su línea y estar en forma, pero los domingos se le permite tomarse un respiro. ¿Cómo? Pues disfrutando de una calórica hamburguesa, cuyos bocaditos de placer tienen que durarle toda una semana. Pobre Katy, qué duro es ser artista.

Más sobre Famosos y Corazón:

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *