Lindsay Lohan y más problemas con la rehabilitación

lilo

Lindsay Lohan no para de dar que hablar. AL parecer, tiene que volver a ingresar en un centro de rehabilitación (cosa que, sinceramente, no me resulta muy esperanzadora, teniendo en cuenta el estrepitoso fracaso de otros ingresos anteriores), pero no está del todo dispuesta. Ella lo tiene claro: “no tengo ningún problema de adicción”.

Pero claro, es mejor eso que entrar en la cárcel, así que ha optado por entrar en un centro, pero ya se sabe, cuando las cosas no se hacen con convicción, es difícil que salgan bien . El caso es que hay cinco centros posibles entre los que se está decidiendo, pero ya se le acaba el plazo y en estos días tendrá que decir por cuál se decanta.

Y es que el 2 de mayo Lindsay tiene que ingresar en un centro, que de momento, es muy posible que sea el de Betty Ford en Rancho Mirage, al que han acudido ya muchas estrellas y celebrities para ser tratadas de sus adicciones. Por cierto, el letrado ha asegurado que “no es cierto que Lohan haya exigido poder tomar Adderall para entrar en un centro de rehabilitación. Ella siempre se ha mostrado colaboradora en todo momento y admitirá todas las normas de los centros de rehabilitación”.

En fin, teniendo en cuenta los rumores que aseguran que la actriz estuvo en el festival de Coachella, en el que se la vio en muy mal estado, todo hace pensar que se encuentra mucho peor de lo que dice y además, que tienen trabajo con ella para días…

Vía| La Cosa Rosa

Más sobre Famosos y Corazón:

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *