Penélope Cruz no quiere que su hijo crezca a la sombra de sus padres

Penélope Cruz, esa persona que cae bien o mal depende del lado del charco en el que preguntes, ha concedido una entrevista a la edición americana de la revista Vogue. En plena promoción de la cuarta parte de Piratas del Caribe, la actriz ha hablado claro para la revista sobre su reciente maternidad y como le afecta la fama en su nuevo papel como madre.

Las preguntas se centran en Leo, el bebé que ha hecho de Javier Bardem y Penélope una de las parejas del momento. Sin entrar en detalles, la actriz confiesa que ser madre le ha transformado para siempre. Lo que no quiere es que la vida de su hijo se transforme por culpa de la fama y su trabajo.

“Quiero que mi hijo crezca de la manera más anónima posible. Que su padre y yo hayamos elegido este trabajo no le da derecho a nadie a invadir nuestra privacidad”, explica la actriz. Con estas declaraciones, Cruz se excusa por su comportamiento después del nacimiento de su hijo ya que se convirtió en el secreto mejor guardado.

Además, la ganadora de un Oscar ha aprovechado para hablar de sus inicios en Los Angeles, cuando era una total desconocida en la ciudad. Al trasladarse sola a Hollywood, la única compañía que tenía era la de los gatos que recogía por la calle y se llevaba a la habitación de hotel en la que vivía.

Penélope se sincera totalmente y explica algunas de sus manías. Le encanta llevar al equipo de rodaje con el que trabaja a cantar a un karaoke. Además, ha confesado que después de los Oscars siempre cena una hamburguesa en un restaurante de cómida rápida. Esta tradición se interrumpió este año ya que tenía al pequeño Leo en casa.

La vida le sonríe a Penélope Cruz. Triunfando en el mundo profesional y en el personal, no tiene nada más que pedir.

Más sobre Famosos y Corazón:

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *