Acné adulto: cómo tratarlo

Tradicionalmente el acné se asociaba a la etapa de la adolescencia, pero durante los últimos años se ha producido un aumento importante de personas adultas que lo sufren, y actualmente el 30% de los pacientes que acuden a la consulta del dermatólogo superan los 25 años.

Y las principales afectadas somos las mujeres por culpa de los cambios hormonales que experimenta nuestro cuerpo durante la menstruación y el embarazo.

Sin embargo, los cambios hormonales no son los únicos causantes, ya que los especialistas también señalan la polución ambiental, el estrés o el exceso de cosméticos los culpables de los antiestéticos granitos y espinillas.

Lamentablemente, no existe un tratamiento que cure el acné, pero sí algunos que son de mucha ayuda a la hora de paliar los síntomas y reducir las lesiones de la piel y cicatrices:

  • Fármacos. Pueden ser de aplicación tópica, como antibióticos y seborreguladores, o por vía oral, como los tratamientos hormonales.
  • Peelings. Hay diferentes tipos de peelings, pero los de ácido tricloracético son los más efectivos en el caso de cicatrices o marcas de acné (aunque tienen un precio aproximado de 195 euros por sesión).
  • Radiofrecuencia. Está demostrada la eficacia de las ondas electromagnéticas a la hora de regular el tamaño y la secrección de las glándulas sebáceas, y tiene un precio aproximado de 225 euros por sesión.

Vía | Ultimate Beauty


Fuente de la noticia