Amaia Salamanca se codea con la realeza

 

¿Quién se lo iba a decir a Amaia Salamanca cuando era la Cata de Sin tetas no hay paraíso? Desde luego, las cosas cambian y sin duda, su relación con Rosauro Baro le ha abierto las puertas de un mundo nuevo.

Y es que él ha sido para Amaia el pasaporte a la alta sociedad, para relacionarse con una gran cantidad de personas de la clase alta, la creme de la creme de la sociedad española, y es que está claro que el mundo al que pertenece Rosauro es de lo más selecto y exclusivo.

Seguro que cuando le dijeron a Amaia que iba a coincidir en una boda (la del Álvaro Fuster, el mejor amigo del príncipe) con la princesa Letizia, lo primero que le vino a la mente es que fue precisamente ella quien la interpretó en la serie de Telecinco sobre la historia de amor de los príncipes, en la que, por cierto, ellos no se vieron identificados.

Pero aparte de esto, hay que reconocer que Amaia estaba guapísima.  Llegó a la boda en un taxi, con Rosauro, y al bajar del coche pudimos ver que estaba guapísima, con un vestido largo en color verde, muy vaporoso, que combinó con el pelo recogido, con mucho estilo.

Desde luego, Rosauro ha encontrado en la actriz a la que podría ser la mujer de su vida…. ¿Habrá boda a la vista?

Fotos de Vanitatis