Cristina Aguilera y Jordan Bratman tienen una debilidad por las piscinas

christina-aguilera-water.jpg

Desde que Cristina Aguilera dio a luz a su hijo Max, parece que su apetito sexual ha aumentado notoriamente. ¿Cómo sabemos esto? Porque al parecer a la cantante y su marido Jordan Bratman les gusta innovar y sus encuentros fogosos suelen ser en la piscina de su mansión.

Un problema: Los vecinos. “Estamos felices de que ellos sean felices, pero podrían ser un poco menos ruidosos”, señalan algunos de los habitantes de la zona. El complejo residencial en el que viven está rodeado de otras mansiones “en las que vive gente de edad y a las que no les gusta oír esos ruidos mientras cenan”.

Esperemos que la cantante y su marido puedan solucionar este ruidoso problema, tal vez paredes aisladoras…

¡Comparte!

PinIt