El peor año de Isabel Preysler

boyer1

La verdad es que no es el año de Isabel Preysler. La muerte de su hermana la dejó hundida y ahora, su marido, el ex ministro Miguel Boyer, está hospitalizado por un derrame cerebral. Isabel no se ha despegado en ningún momento del lado de su marido, de 73 años.

El ex ministro fue ingresado de urgencia y fue sometido a una intervención quirúrgica de varias horas. En este momento se encuentra en la UVI, y de momento, no es fácil saber las consecuencias del derrame, puesto que la gravedad sigue siendo máxima, a pesar de que la hemorragia cerebral pudo ser controlada a tiempo.

La prensa agolpada a las puertas del centro médico es mucha, y es que Boyer es una figura de lo más relevante. Hay que reconocer que la familia se ha comportado de maravilla con los medios, y en todo momento se han facilitado partes médicos (dentro de lo que es posible).

Tamara Falcó, que aunque no es hija de Boyer se ha criado con él, llegaba desde Milán, donde había sido invitada a un desfile, para estar al lado de su madre y conocer el estado de Miguel Boyer. Ana Boyer tampoco se ha despegado de su madre y ha estado en todo momento pendiente del estado de su padre, demostrando una vez más que la familia es una piña.

Esperemos que la evolución de Boyer sea favorable y dentro de poco puedan subirlo a planta.

Vía| El mundo