Iker Casillas y su transplante de pelo

Iker Casillas y Sara Carbonero forman una de las parejas más de moda del panorama nacional. Todo lo que lleva la presentadora se convierte en tendencia y no hay paso que den que no sea seguido por los periodistas, algo que ha sacado de sus casillas a Sara en más de una ocasión, llegando incluso a enfrentarse con los periodistas.

Conociendo a Sara, seguro que no le habrá gustado nada que haya salido a la luz que Iker se realizó un transplante capilar hace más o menos un año, en torno a las navidades del año pasado. La verdad es que ya nos habíamos dado cuenta de que Iker acusaba algo de falta de pelo que, como puedes ver en esta imagen, mucho más reciente, ha pasado a ser historia.

El encargado de tratar este problema del portero fue Eduardo López Bran, de la clínica madrileña Imema. Para recuperar el pelo perdido, Iker se sometió a un tratamiento de microimplantes foliculares, algo que es un paso más adelantado que los microinjertos. Una de las ventajas es que el pelo transplantado, que proviene de la parte de la nuca y se coloca en la parte en la que hay alopecia, no se cae de nuevo.

El periódico dirigido por Pedro J. Ramírez ha apuntado que este tratamiento le podría haber costado a Iker unos 7000 euros. Claro, ahora entendemos por qué apareció muy inflamado hace más o menos un año, algo que achacó a una alergia, pero que podría tener que ver con este tratamiento que, hasta ahora, había sido un secreto. Sin embargo, al final este tipo de cosas siempre se acaban sabiendo, pero la verdad, hay que reconocer que Iker está mucho mejor con un poco más de pelo, ¿verdad?

Por cierto, esto del implante, ¿habrá sido idea de Sara Carbonero?

Vía| La Cosa Rosa

¡Comparte!

PinIt