Katy Perry sale con uno de sus bailarines