La soledad de la reina da mucho que hablar

 

 

Está claro que la Casa Real atraviesa un momento complicadísimo. Y es que con toda la que está cayendo con el tema de Urdangarín, solo faltaba la publicación de La soledad de la reina, el libro de Pilar Eyre en el que se habla de la vida de la reina, Doña Sofía, que no ha sido ni mucho menos ideal y perfecta. La verdad es que el libro no ha dejado indiferente a nadie, y mucho menos a la prensa internacional.

De hecho, el periódico Daily Mail publicaba ayer lo siguiente: “El Rey es un mujeriego en serie y se insinuó en el pasado a Lady Di”.

Y no solo eso, sino que además el periódico, ni corto ni perezoso, dice cosas como que la reina sorprendió al rey con Sara Montiel, en la casa de campo que un amigo del monarca tiene en Toledo. Pero sobre todo, el periódico insiste en que el rey tuvo algo con Lady Di: “El libro prosigue con las declaraciones que hizo en 2004 Lady Colin Campbell [biógrafa no oficial de Diana], en las que afirmaba que el Rey y Lady Di tuvieron un romance en agosto de 1986 durante un crucero y volvieron a verse en el abril siguiente”.

La verdad es que el libro está siendo toda una revolución, ya que habla claro y sin tapujos de temas que hasta ahora eran tan solo rumores. De hecho, hasta en Colombia se habla de las relaciones extramatrimoniales del rey de España, algo que, junto a los problemas de Urdangarín, “habría entristecido mucho más” a nuestra reina. Y la verdad, no me extraña.

Por cierto, que Pilar Eyre también ha sufrido las consecuencias de escribir un libro tan polémico, de hecho, ella misma denunciaba que había sufrido el veto de Telecinco, una cadena con la que ha colaborado durante más de veinte años. Y en Twitter, contaba lo siguiente: “En dos horas salía mi vuelo a Madrid para grabar Territorio Comanche, en Telemadrid, hablando de mi libro. Me acaban de llamar: entrevista anulada. La explicación ha sido: “Nos han llamado de arriba, no podemos hablar ni del rey ni de casa real. Lo siento, no vengas…”.

En fin, que está la cosa revuelta…

Vía| Vanitatis