Las cinco amantes más famosas de la historia

Christine Keeler

La historia del hombre encierra algunos relatos de amor realmente imperdibles, y aunque las famosas de hoy en día tienen su lugar prioritario en este sitio, no queríamos dejar de recordar a algunas de las que se hicieron célebres en su momento por protagonizar romances prohibidos, inmorales y fuera de la ley, que en muchos casos les permitieron también ser reconocidas en todo el mundo.

Comenzamos la lista, entonces, con el caso de Clara Petacci, recordada por haber sido la última esposa de Benito Mussolini. Lo que pocos saben es que esta chica, proveniente de una acaudalada familia de Roma, era admiradora del dictador italiano, y que movió cielo y tierra para conquistarlo, incluso cuando él estaba casado con Ráchele Guidi. Su amor fue tal que al caer el régimen fueron colgados y asesinados juntos.

Otra que no puede faltar en esta lista es Elizabeth Taylor, partiendo de la base de que contrajo matrimonio hasta en ocho ocasiones. Sin embargo, el auge de la polémica estuvo luego de su tercer casamiento, cuando al morir su esposo Michael Todd, encontró refugio en los brazos de Eddie Fisher, quien era el esposo de una de sus mejores amigas, Debbie Reynolds.

Y cómo no mencionar a Katharine Hepburn, una de las actrices más famosas de la década de los ´40, quien durante años fue la amante de Spencer Tracy, incluso cuando él se había casado en 1930 con Louise Treadwell. La leyenda cuenta que tuvieron encuentros ocultos, ya no al final, por 27 años hasta que él murió, ya que no había querido divorciarse por ser muy católico.

Mary Anne Evans, conocida en los medios como “George Eliot”, fue una de las más importantes escritoras británicas, pero lo que pocos saben es que mantuvo relación con el filósofo y crítico George Lewes, quien se encontraba casado -de hecho nunca se separó- con Agnes Jervis.

Finalmente, Christine Keeler (foto) tiene que estar en esta lista, por ser la protagonista del escándalo sexual más famoso del siglo XX suscitado en Inglaterra, cuando siendo una bailarina de cabaret, mantuvo una relación con el Ministro de Guerra de Gran Bretaña, John Profumo, quien estaba casado con la actriz Valerie Hobson. Lo peor es que al mismo tiempo, Keller salía con Yevgeny Ivanov, marino de la URSS, a quien le revelaba información. Profumo debió renunciar a su cargo, y Keller fue famosa de la noche a la mañana.