Lydia Bosch, muy nerviosa en el súper

lydia bosch1

Lydia Bosch no está atravesando una buena temporada. Siguiendo el acuerdo que firmó con su ex, le toca irse de la casa en la que estaba con sus hijos, para que sea Alberto Martín, el que pase ahora a ocuparla. Es de entender que Lydia esté nerviosa, sobre todo porque desde que se vio cómo sacaba de la casa una gran cantidad de enseres en seis camiones de mudanzas, se está hablando mucho de ella, de sus intenciones, de la situación de su relación con su ex…

Lydia no tiene ganas de hablar con la prensa, y lo dejó claro el otro día a la salida del súper, ya que en cuanto se dio cuenta de que había prensa y diversos medios de comunicación, les pidió a los miembros de seguridad del establecimiento que la ayudaran a salir sin que le hicieran fotos, por lo que la sacaron por un callejón que suele utilizar el personal del súper para tirar la basura. Todo un espectáculo, porque mientras, otro de los trabajadores llevaba el coche de Lydia a esa zona, otro le llevaba la compra… La verdad, me parece bien que la ayuden, pero este tipo de personal, creo yo, está para cumplir otras funciones, ¿no te parece?

Desde luego, está claro que las cosas entre Lydia y su ex no van por buen camino, y al parecer, no tienen pinta de solucionarse. De momento, Lydia está en el apartamento que ha alquilado, muy cerca de la casa en la que vive actualmente, y sus hijos se reparten entre las dos casas, la de su padre y la de su madre, dependiendo de los días de la semana. Veremos qué más noticias nos depara esta ex pareja.

Vía| Vanitatis