María Teresa Fernández de la Vega, cambio radical

Desde que el otro día veíamos reaparecer a María Teresa Fernández de la Vega, son muchas las personas y los medios de comunicación que se han hecho eco de su cambio de look. Y es que la política apareció más joven y con un look más actual. Su cara, mucho más joven, ¿será producto de algún que otro retoquito estético?

La exvicepresidenta del Gobierno mostraba una piel con muchas menos arrugas de las que suele lucir habitualmente, y sin duda, se convirtió en una de las principales protagonistas de la presentación de la Fundación Mujeres por África, el organismo que preside y que tiene una presidenta de honor muy destacada, la reina Doña Sofía.

El caso es que el cambio de la ex vicepresidenta era de lo más llamativo. Por un lado, una piel mucho más tersa y luminosa, una considerable disminución de las arrugas, sobre todo en la parte superior de los labios y en la zona de la frente y un cuello con menos arrugas. Todos estos detalles han hecho que muchos aseguren que el cambio se debe, sin duda, al paso por el quirófano de Fernández de la Vega.

Sin embargo, fuentes cercanas a la ex vicepresidenta aseguran que no hay nada de cirugía en el cambio de María Teresa, y que su aspecto más saludable y lozano se debe a que ha engordado siete kilos. Claro, en parte imagino que dejar de lado la vicepresidencia debe ser un alivio y si tiene menos estrés, eso también se acaba notando mucho en el aspecto físico.

Por cierto, que el cambio de peinado, un poco más largo y con un tono un poco superior, también contribuye a mejorar bastante su imagen. Pues nada que siga así, ¡porque está estupenda!

Vía| Vanitatis