Lamentable comportamiento de Sara Carbonero

Vale, puedo entender que esto de estar siempre bajo la presión de los medios de comunicación te acabe pasando factura, pero hay cosas que no se deben hacer, y mucho menos cuando resulta que tú también eres periodista. Parece que Sara Carbonero no lo tiene muy claro, y se portó así con unos paparazzi que estaban haciendo unas fotos de la pareja en Boadilla del Monte.

Menos mal que estaban en la calle y que es un lugar en el que hacerte fotos, cuando eres la periodista de moda (no olvidemos eso de #graciasara) y la novia del portero del equipo ganador de la Eurocopa, es lo más habitual. La verdad es que sorprende ver a Sara así de maleducada y con tan malos modos.

Son imágenes que contrastan con las de la boda de Andrés Iniesta, que en todo momento estuvo de lo más amable y cercano con la prensa. Parece que esto de ser famosa, además de periodista, no le está sentando nada bien a Sara Carbonero, que no lleva nada bien ser un personaje público. La verdad es que la imagen de Sara con esa cara, dando semejantes gritos y agarrando la cámara de un compañero dista mucho de la imagen de sus inicios como periodista…

Por cierto, todo un poema la cara de Iker, que se ve metido en el follón para defender a Sara.

Vía| Kjendis