Rafael Amargo, tal cual

No es muy habitual ver a hombres desnudos en la portada de Interviú, pero de vez en cuando, nos encontramos cosas como estas. Rafael Amargo se ha desnudado para la revista, y la verdad es que el resultado es más que espectacular.

Estaba claro que el bailarín tenía un cuerpazo, y además, hemos descubierto algún que otro tatuaje.

En la entrevista que acompaña a las fotos y que le hace Ángel Antonio Herrera, Rafa habla claro: “Yo nací desnudo, Herrera. Me desvistieron, y ahora me desvisto yo. Para que así no tengan arrugas las vestiduras”.

Por cierto, sobre el tan traído y llevado asunto de su homosexualidad, también habla claro:  «Me educaron en una casa lorquiana. De poetas, de gente demócrata y libre. No tuvimos armarios. Teníamos vestidores. ¿De dónde quieren que salga?».

¿Qué te parece la portada? ¿Un acierto?

Vía| Vanitatis