Telma Ortiz, cada día más antipática

Vale, es cierto. Telma Ortiz nunca ha destacado por ser amable y simpática (cosa que por otro lado, no deja de ser llamativa, puesto que siendo la hermana de quien es, por mucho que no le guste, tendría que tener ciertas deferencias).

Pero últimamente, la verdad, está insoportable. Y más, desde que saltó la noticia de que se casa el 7 de julio. Parece que, según los rumores, se quiere casar en Roma, para que no la acose la prensa (¿sabrá que los periodistas también pueden coger aviones?) y es que lleva fatal esto de que la sigan.

La última la ha montado a la puerta del colegio de su hija Amanda, ya que no quiso responder a unos fotógrafos y paró a los policías que están a la salida del colegio controlando el tráfico para decirle que eso que estaban haciendo los periodistas no era legal. ¿No era legal ?Que nos explique el qué…

La policía le dijo que no podía hacer nada, como mucho, abrirle el paso para que saliera con el coche. Desde luego, su actitud no es nada acertada. Hubiera ganado más respondiendo con una sonrisa y diciendo que no quiere hablar, y punto. Así solo nos muestra su peor cara y su lado más antipático. Claro, que como siempre está así, dudamos de que tenga otro.

¿no le dirá nada su hermana? Porque desde luego, esto no le favorece mucho…

Foto de Publico